viernes, 7 de noviembre de 2008

Feministas de Nicaragua exigen a Ortega cese represión

Viola DH y calumnia décadas de trabajo por los DH

CIMAC
México, DF

En Nicaragua, mujeres de organizaciones feministas denuncian la campaña de persecución y desprestigio en su contra que ha desencadenado el gobierno de Daniel Ortega, violentando sus derechos más básicos y calumniando décadas de trabajo por los derechos humanos, informó Estudios Feministas en América Latina, de acuerdo a un texto escrito por Colectiva Feminista.

Expresan que durante meses han asistido con indignación al desarrollo de una campaña persecutoria por parte del actual gobierno de Nicaragua, en complicidad con la Fiscalía General
de la República. Esta campaña está dirigida, con especial saña, contra feministas y organizaciones
de mujeres que se han destacado nacional e internacionalmente en la defensa de los Derechos
Humanos de mujeres y niñas, señalando al gobierno como responsables directo de esta campaña y de sus consecuencias.

Las representantes de organizaciones civiles advierten, llenas de estupor, los niveles de irrespeto al Estado de Derecho que los actos del gobierno han llegado a adquirir. Violentando el
principio más básico del debido proceso, se mantienen abiertas investigaciones durante meses,
en ocasiones más de un año, sin existir acusaciones y sin que a las personas declaradas sospechosas se les brinde información al respecto.

Las afectadas reclaman que desde el gobierno se inventan delitos inexistentes, como el de "triangulación" de recursos y arbitrariamente se trata de vincular con actos delictivos sin ningún
tipo ni siquiera de indicios. Lo que hoy etiquetan de triangulación no es más que una práctica absolutamente legal y usual en materia de cooperación, de la que se ha beneficiado en el pasado el propio gobierno sandinista, y que consiste en desarrollar iniciativas de cooperación que engloban diferentes actores y acciones que comparten objetivos.


Medios de comunicación en su contra
Las mujeres de las organizaciones denuncian la utilización de recursos estatales para difundir calumnias en su contra a través de los medios de comunicación, los cuales buscan acallar las voces
de quienes no se suman a esta campaña, cerrando medios y persiguiendo a sus responsables.

Estas acciones dejan en evidencia el intento de acallar las voces disidentes de estas mujeres, quienes en ejercicio de sus derechos ciudadanos reclaman una sociedad más justa y democrática, y trabajan por ella desde hace décadas. Muchas de ellas lucharon junto a las y los miles de nicaragüenses que derrocaron la dictadura y no quieren ver resucitar el despotismo, la represión, la anulación de los poderes Judiciales, Legislativos y Electorales que hoy acerca cada vez más a Nicaragua a una condición similar a la vivida durante la dictadura somocista.

El crimen de estas feministas es bien conocido nacional e internacionalmente. Ha sido creer el
testimonio de una mujer abusada, revelarse contra la violencia, el incesto, la impunidad, el culto
a la persona. En resumen, anteponer los Derechos Humanos a las falsas lealtades que se les exigían, creer en sus principios, hacer frente a la prepotencia aún cuando ésta sea ejercida desde
la presidencia de la República.

Las feministas nicaragüenses consideran que la actual campaña de hostigamiento refleja la necesidad imperiosa del mandatario de realizar cálculos de control absoluto sobre el estado y la
sociedad nicaragüenses. El movimiento de mujeres y feministas es una voz de denuncia contra su proyecto dictatorial.


Ataque a feministas en sus hogares
A las organizaciones de mujeres les preocupa que se utilice la calumnia y la arenga irracional como forma de incitar a los seguidores del régimen en el poder, para que actúen desde el anonimato y la impunidad.

Denuncian los ataques a los hogares de algunas de estas feministas, la divulgación de mensajes
difamatorios tachando a otras de traidoras, los grupos de asalto comandados por figuras políticas
del partido oficialista atacando a personas opositoras. Todo esto les hace temer por su integridad y la de toda persona que en Nicaragua ejerza su derecho legítimo a la disidencia.


Solidaridad internacional
Ante esta situación, las feministas nicaragüenses piden la solidaridad de las y los defensores de
Derechos Humanos de todo el mundo.

Exigen el cese de la persecución contra las integrantes del Movimiento Autónomo de Mujeres, la Red de Mujeres Contra la Violencia, el Grupo Venancia y todas las organizaciones de la sociedad civil y de cooperación internacional que están siendo arbitrariamente hostigadas.

Repudian el uso que el presidente y sus funcionarios allegados están haciendo del poder desde los cargos que ocupan para perseguir a quienes se le oponen de alguna forma.

Acusan al gobierno como responsable de la seguridad y la integridad de las feministas, expuestas a la violencia desde las posiciones de poder.

Las feministas exigen un comportamiento del Poder Judicial apegado a las leyes, transparente y libre de presiones políticas, y que por tanto detenga de inmediato las prácticas de hostigamiento a que está sometiendo a las integrantes de las organizaciones defensoras de Derechos Humanos.

Apoyan las peticiones planteadas por diversos movimientos sociales, redes y organizaciones legalmente constituidas de la sociedad nicaragüense, que denuncian ante la opinión pública nacional e internacional e instancias de derechos humanos del Sistema de Naciones Unidas, las acciones persecutorias desarrolladas por parte del gobierno de Nicaragua, bajo la conducción del Presidente de la República, Daniel Ortega Saavedra.

Como defensoras de los Derechos Humanos, exigen a los Gobiernos de Iberoamérica que se manifiesten públicamente en contra de estos hechos en el marco de la próxima XVIII Reunión de Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar en El Salvador los próximos 28, 29 y 30 de octubre y a fin de que exijan a Ortega cese la represión contra los y las defensoras de los derechos humanos.

Se puede consultar la carta dirigida al presidente Daniel Ortega en: http://www.petitiononline.com/141008/petition.html